Besugos de viaje

Cuando era pequeña, los tebeos incluían conversaciones surrealistas con el título “Diálogos de besugos”. Hoy os dejo con algunos de estos besugos que he oído o protagonizado en alguno de mis viajes:

En la puerta de embarque del aeropuerto de Orly:

“Atención, por favor, se invita a la señorita Agathe Lys a presentarse en la puerta de embarque con destino a Basha para cantarnos una canción. Agathe Lys por favor”

En el bus, camino de la estación. Señor que llega con bastón:

“Hace treinta años corría como una liebre, pero ahora ya no puedo”

En un Iberia Madrid-Coruña repleto de petardos

“- Señor, tenga cuidado al sentarse que me destroza las rodillas – Marae dixit
– No he sido yo, ha sido el sillón”

En un tren francés, revisor de besugos

“Bienvenidos a este tren de alta velocidad con destino a… con destino a…. hum, con destino a Paris Montparnasse”

En un Vueling Barcelona –Nantes

“Christian, te estoy avisando, si no dejas de hacer el tonto, te siento a mi lado”

No sucede sólo en las películas:

“El estado de salud de un viajero requiere atención medica. Si es usted médico o enfermera venga al vagón 5.”

“La navegación y la ruta están fuera de servicio. El avión está roto. Lo estamos reparando. Les seguiremos informando”

En un tren Vigo-Valença

“No arranca la locomotora. Le vamos a hacer un reset al tren”

Tras quince minutos de arrastrar la maleta por el andén y llegar, por fin, a mi vagón:

“- ¿La medalla por llegar hasta aquí me la da usted?- Marae al revisor
– ¿Hein?- revisor que no se cree lo que oye
– Sí, ya le vale al caminito, ¿no?
– Sí señora, un poco más y llega usted a París.
– Pues por lo que cuesta el billete, la próxima vez voy andando”

COMMENTS