Código Génesis

Aunque el titulo recuerde a muchos el bestseller de Dan Brown, hay que decir que esta obra se publicó en 1997, ocho años antes que el Código Da Vinci. La segunda diferencia es que John Case (la pareja Jim y Carolyne Hougan) es periodista de investigación y Dan Brown es… pianista y cantautor.

En cambio, la trama argumental es bastante similar y tengo cierta sospecha de inspiración cruzada entre los dos. El libro comienza con la muerte en extrañas circunstancias de dos familiares del protagonista principal, John Lassiter. Éste se ve obligado a tomar cartas en el asunto, viéndose envuelto en una intriga mundial que, de salir a la luz, podría cuestionar los fundamentos de la sociedad occidental.

El personaje principal es un detective moderno que conjuga la deducción lógica con la inspección minuciosa. No deja cabos sueltos y no se deja llevar por corazonadas. Descritos magistralmente por un narrador en tercera persona, el resto de personajes (secundarios) son piezas del rompecabezas que Lassiter debe recomponer. No existen personajes de relleno y los diálogos son realistas. El lenguaje es sencillo, ajustado, recordando el tono periodístico.

Es una buena lectura que demuestra que el tema de la conspiración se puede tratar de manera literaria, sin absurdos ni incongruencias históricas.  Sin embargo, tras el boom del citado libro de Dan Brown, ha perdido el efecto sorpresa.

Aun así el libro engancha y es el compañero ideal de una larga noche de tormenta.