Día de la Poesía

Aprovechando que hoy es el día de la poesía, os dejo un poema, que había publicado originalmente como pluma invitada en el blog de Fernando Sarria:

SE ME DERRAMAN LAS VENAS

Se me derraman las venas

lamentando tu ausencia

y cuando al fin amaneces

la aurora te obnubila

y yo ciega de celos

me bebo otro gin tonic

en unos labios

que encontré en la barra.

COMMENTS

  • «La poesía es una de las expresiones más puras de la libertad de la lengua. Es un elemento constitutivo de la identidad de los pueblos; encarna la energía creativa de la cultura en su facultad de renovarse sin cesar.»

    Mensaje de la Sra. Irina Bokova, Directora General de la UNESCO,
    con motivo del Día Mundial de la Poesía, 21 de marzo de 2013

    ¡Mucho sentimiento en tu poema,Marae ,me gusta! ¡Feliz día,y aún mejor,feliz vida a todos/as los/as poetas que encuentran las palabras para que los demás se expresen !!!

  • Favio

    Este es mi humilde aporte en un dia ta especial.
    Mi poema preferido.
    Espero que lo disfruten…

    ¡Avanti!

    Si te postran diez veces, te levantas
    otras diez, otras cien, otras quinientas:
    no han de ser tus caídas tan violentas
    ni tampoco, por ley, han de ser tantas.

    Con el hambre genial con que las plantas
    asimilan el humus avarientas,
    deglutiendo el rencor de las afrentas
    se formaron los santos y las santas.

    Obcecación asnal, para ser fuerte,
    nada más necesita la criatura,
    y en cualquier infeliz se me figura
    que se mellan los garfios de la suerte…

    ¡Todos los incurables tienen cura
    cinco segundos antes de su muerte!

    ¡Piu Avanti!

    No te des por vencido, ni aun vencido,
    no te sientas esclavo, ni aun esclavo;
    trémulo de pavor, piénsate bravo,
    y arremete feroz, ya mal herido.

    Ten el tesón del clavo enmohecido
    que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo;
    no la cobarde intrepidez del pavo
    que amaina su plumaje al menor ruido.

    Procede como Dios que nunca llora;
    o como Lucifer, que nunca reza;
    o como el robledal, cuya grandeza
    necesita del agua y no la implora…

    Que muerda y vocifere vengadora,
    ya rodando en el polvo, tu cabeza!

    Pedro Bonifacio Palacios “Almafuerte”
    Poeta argentino