Emigrar es un eufemismo

 

Esta mañana me he levantado pensando en un cuestionario que me enviaron anteayer para un reportaje sobre la emigración española en Francia. Y en cómo me molestaba la palabra emigrante. Rollos etimológicos, ya que el “-ante” en latín quiere decir “el que hace”, “el que actúa”. El que decide hacer, vamos.

No es cierto. No decidimos alegremente emigrar. Nos exiliamos. Es un exilio más económico que político, pero es un exilio. Un destierro. Una huida hacia delante. Quizás mejor que en el siglo pasado, quizás mejor que el desastre de las pateras, pero sigue siendo un exilio. Hay que acabar con la falsa imagen del espíritu aventurero, con el mito de la maleta que no pesa, con la leyenda urbana del “Español por el Mundo”.

Para el que quiera saber más sobre estas ideas, puede visitarlas aquí: EMIGRACIÓN

También he estado en la radio online, en Carne Cruda, hablando de este tema (minuto 58 más o menos) en un programa que lo tiene claro, No nos vamos, nos echan:

http://www.cadenaser.com/sociedad/audios/carne-cruda-28-nos-vamos-nos-echan/csrcsrpor/20130228csrcsrsoc_9/Aes/

Un saludo
Desde el exilio