En la corte del Lobo: Hilary Mantel

En la Corte del Lobo. Dicen. 

Cada vez me sorprenden menos las traducciones de títulos que se hacen de libros /películas /obras de teatro en español. La regla debe de ser “cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia” y lo mismo sucede con el título escogido por Hilary Mantel, “Wolf Hall”. Es muy difícil traducir un juego de palabras, pero “Wolf Hall” no quiere decir “En la corte del Lobo”.

Si lo traducimos directamente, “Wolf Hall” es un edificio. “Mansión Lobo”. Y si queremos hacer un juego de palabras con los contenidos del libro en todo caso sería “Donde viven los lobos” (o incluso las lobas).

Disquisiciones lingüísticas aparte, este es uno de los mejores libros de historia novelada que he leído en años. Por mis estudios, conozco la figura política de Cromwell bastante bien y nunca hubiera pensado que sería capaz de enamorarme de su lado humano, de sufrir, de torturarme, de rebelarme con él, a pesar de él y contra él.

Novel histórica. Novela romántica. 

Hilary Mantel consigue enternecernos con un personaje tan sumamente oscuro como el de este estadista inglés, despedazando su vida y ofreciéndonosla bien cocida a fuego lento, con los ingredientes apropiados y sazonados con maestría. La corte de Henry VIII es un escenario con vida propia, que maneja a los protagonistas y a los secundarios del libro como marionetas esclavizadas.

La historia deja de ser un conjunto de hechos para devenir un conglomerado de ambiciones personales, de luchas de poder, de intrigas y de fe, convencida o decadente. Thomas Cromwell cambia la historia del mundo y su vida derrota los matices con los que lo pintó la Historia.

Libro premiado

Tanto este libro como su segunda parte, han ganado el premio Man Booker Prize, uno de los reconocimientos mundiales más prestigiosos para la literatura inglesa. Se espera que la sra. Mantel escriba una tercera parte.

Todavía no he leído la segunda, “Bring up the bodies” y dudo que exista en español. Sin embargo ya hay algunas traducciones “libres” en internet, como “Traigan encima los cuerpos” y “Suban los cuerpos”. Yo sugiero “Vomitando esqueletos” o incluso “Moviendo los cuerpos pacá leches ya”.

En serio. Por si algún aventurado editor españolizante me lee. “Revelad los cuerpos”. Esa será mi próxima compra de libros. En inglés.