Escribir como Dan Brown

Hace unas semanas os comentaba lo poco que me gusta el género “Código Da Vinci”, escrito deprisa, mal, con verbos sin conjugar, palabras sin sinónimos, personajes planos, transparentes y arquetípicos y demás filigranas de la cultura fast food.

El método sigue reglas simples, como un enamoramiento fortuito, un experto en la materia (la que sea), un escenario rocambolesco (de la Antártida a las catacumbas romanas) que se mezclan con una pizca de alegoría y dos cucharadas de secta malvada.

La escritura rápida es imprescindible. No se puede uno permitir respetar las reglas mínimas de la gramática, lo esencial es rellenar los mil folios con acción, emoción y suspense, del bueno o del artificial (el que se consigue cortando una escena en dos capítulos)

Ya en 2006, unos bloggeros anónimos, anónimos porque no sé quiénes son, sintetizaron todas estas artimañanas en una herramienta automática de parir “Códigos Da Vincis”. Podéis consultarlas aquí:

http://probar.blogspot.com

Y si queréis ver un par de ejemplos, seguid leyendo.

writers

Seen at: http://funnymama.com/post/100062
LA HOGUERA DEL ANILLO

Nos situamos al final de una década incómoda. Brian Pickford, un repartidor de prensa, aparece ahorcado en Rennes y Marae Sullivan, formidable concejal jefe del distrito, se pone a disposición de los bomberos de Riga, para declarar como especialista. Rápidamente Marae encuentra a un gran novelista llamado Burt Luchini, mezclado desde hace años con el ultra secreto grupo de La Manada Cruel de los Hiper-negativos, y sucede un dramático ajuste de cuentas con La Hermética Orden del Dorado Amanecer, después de una persecución en el Mediterráneo. Mientras la paz del mundo está en peligro, los malvados líderes de La Manada Cruel de los Hiper-negativos no permitirán que las cosas se tuerzan. ¿Podrá Marae detenerles a tiempo?

Assel Hayek, la criptógrafa estrella de la ultrasecreta Agencia de Noticias Oficialmente Verdaderas (ANOV), no puede dar crédito a sus oídos cuando su jefe,K. Gate Lorito, el subdirector de la Agencia, le informa de que han interceptado un código que ni siquiera los Lunnis pueden desentrañar.

CÍRCULOS Y TUNELADORAS

¿Por qué no sabemos muy bien dónde estaba la Atlántida? Durante muchísimos años, El Exclusivo Equipo de Los Cabalistas ha conseguido mantener oculta la verdad… hasta ahora. Antes de morir apuñalado, Adam Jones, el último Gran Maestre de una sociedad secreta cuyos orígenes se remontan a la fundación de La Alianza de los Truhanes del Holograma Resplandeciente, transmite a su nieta Deborah una misteriosa clave. Jones y sus predecesores, entre ellos don Quijote y Napoleón, han conservado durante siglos un conocimiento que puede cambiar la historia de la humanidad: el misterio del Coronel Sanders. Ahora Deborah, con la ayuda del repartidor de prensa K.Gate Lorito, comienza la búsqueda de ese secreto, tras una trepidante carrera por el rastro, tropezando con todo, que les lleva de una clave a otra, descifrando mensajes ocultos en los más famosos cuadros de Botticelli y en unas vidrieras de Spasiva.

………………………

¿Lo mejor? El epílogo de mi amigo Miguel: La gata seguía maullando sobre el tejado de uralita caliente de una chabola de las rosilas mientras un miembro de la orden de Tánger repartía jeringuillas infectadas en lodo y cantando, que no insinuando, pasajes adulterados del corán…