Libre circo de mercancías (I)

No, no se asusten ustedes. No se me ha vuelto loco el teclado ni he escrito el título en un ataque de ambizurdia de los míos. De hecho he sido muy sutil y generosa, ya que estaba dudando entre “cir-culo” o “culo” directamente.

Libre circulación de mercancías

Porque lo del mercado interior que estamos sosteniendo los europeos de a pie tragando bilis y sudando sangre me parece un puro y duro choteo cuando se pone uno a observar las cosas más prácticas, sencillas y hasta de Pero Grullo. Y se lo dice una, oiga, que trabaja todos los días con esta macana de las relaciones europeas.

Hace unos días estaba en casa, en Galicia. Llegué con la firme intención de comprarme un ordenador, un portátil que no pesase cuatro kilos, tuviese un procesador de hoy y no de la posguerra, un disco duro potente (7200 rpm), media docena de gigas de RAM, una tarjeta gráfica decente y, el quid de la cuestión, un teclado español. Porque no les voy a aburrir a ustedes con el coñazo que es escribir en un portátil con un teclado AZERTY francés. Y más cuando se es ambizurda como yo.

Comparación de ASUS con TOSHIBA. Descartando Compaq.

Después de dos Compaq de cuando Compaq era Compaq y no HP el listón estaba alto. Porque HP sabe hacer impresoras, pero los tres ordenadores muertos en mi casa atestiguan que respecto a pc’s la han cagado soberanamente.  Arrastrando a Compaq en la caída.

Me miré todas las webs de todas las tiendas que tenía a mi alcance. Especializadas o no, supermercados incluidos. Me encontré con varios casos y con un cabreo fenomenal que me tragué yo solita. Uno,  el ordenador es para jugar y tiene una tarjeta gráfica superior y un disco duro que renquea a 5400. Que digo yo que los avatares deben de ir a trompicones por el WoW. Eso sí los entornos y los paisajes se ven de puta madre. Otro, el disco duro va a 7200, pero la tarjeta gráfica es una postal de Lanzarote, o lo que es peor, está integrada al procesador. Que voy a ver los vídeos en lenguaje de signos, vamos.  Las dos cosas no podían ser. Lo dejé estar.

Asus o no Asus, ese es el casus

Ya de vuelta en Rennes me puse a peinar amazon.es mientras mi novio hacía lo propio con las web francesas. Después de un registro digno del CNI, teníamos la duda entre un Toshiba con 8 gigas de RAM, 7200 rpm, intel 7 y tarjeta gráfica de 4ª categoría, y un Asus con 4 gigas de RAM,   intel 5 segunda generación,  tarjeta gráfica de 2ª y como regalo una bolsa de ordenador, un woofer y un ratón. El Asus costaba 200 euros menos y no tenía gastos de envío (el Toshiba sí).

Alguno me dirá ¿Y dónde estaba la duda?

Pues en el teclado, en el puñetero teclado que era QWERTY para el Toshiba y AZERTY para el Asus. Hasta busqué teclados complementarios, pero no los encontré.

En un rasgo de iluminación, mi novio me dice que busque el Asus en las webs españolas. Cosa que hice para descubrir que era 200 euros más caro en España, sin regalitos y con gastos de envío. Viva el mercado único, la libre competencia y la madre que los parió. ¡Pero si es el mismo! ¡Si un teclado no es una pieza esencial!

Llena de santa ira mandé a tomar por saco el famoso Asus y me puse a repeinar las webs otra vez. Después de seis horas me di cuenta de que podría trabajar para Media Markt… Al menos respecto a los chorrocientos mil modelos de ordenadores que hay hoy mismo en el mercado, ya no era tonta.

Hasta encontré un Asus Lamborghini. Ese sí que tiene todo lo que quiero y más, y aún por encima es naranja. Pero con los 2000 euros que cuesta casi prefiero comprarme un Lamborghini de séptima mano. O en miniatura, pero que tenga ruedas.

CONTINÚA LA SEMANA QUE VIENE

COMMENTS

  • Emilio (díscolo legalista)

    Ay, cómo nos complicamos la vida! Comprendo tu frustración o desesperación,o lo que sea. Por mi parte, hace tiempo que no me rayo (si se me permite el vulgarismo) pretendiendo tener lo mejor y lo último al mejor precio. No merece la pena, cuando en pocas semanas aquello que hoy es la caña pasa a ser una cafetera. Pa ordenado bueno y potente el Pentium II clónico con procesador a 350 y disco duro de 2 Gb que me compré en 1998 por 150.000 pelas, dejándome todo el sueldo. Era multimedia: tenía 2 altavoces.

    • Que no, que no es lo mejor ni lo último sino algo que se corresponda a mis necesidades… Lo mismo escribo poemas que hago webs así que necesito un bicho que no se me muera cuando abro un http://ftp... Este Compaq tiene 6 años y aún carrula, aunque a veces le dé el asma y también me costó un mes de sueldo de la época. Lo que quiero es el equivalente en año 2012, pero con la obsolescencia programada pegando como pega, pues siempre quieres evitar los componentes cancerosos. Y siempre hay uno o dos… Pero la cuestión no es esa. La pregunta es ¿por qué hay 200 euros +gastos de envío+regalitos de diferencia entre el asus teclado francés y el asus teclado español, puede que mas si metemos el iva? ¡¡Si el bicho es el mismo!!

      • Emilio (díscolo legalista)

        Dejando a un lado la incidencia que pueda tener la diferentefiscalidad (aspecto que desconozco por completo, pero que, como máximo, podría representar una diferencia de entre 60 e 100 euros), lo cierto es que quizá la causa de tanta diferencia pueda estar en los márgenes comerciales que manejenllos distribuidores. Tal vez el mercadoffrancesfrancés sea más dinámico, más competitivo. No lo sé. Lo cierto es que tienes razón, y la diferencia, si se observa con carácter general, puede constituir un elemento significativo para extraer conclusiones. Qué conclusiones? Pues tampoco lo sé.