Nausicaa del Valle del Viento

Esta vez no voy a hablar de un libro. Voy a hablar de una película, y aún por encima de dibujos animados. La verdad es que ya hace unos meses que la vi, pero me impresionó, así que no he podido resistirme a compartirla.

Es una película de Miyazaki y es, y no es, un filme del Estudio Ghibli. En realidad, los componentes de este estudio trabajaron en ella, y ella permitió la creación del estudio. Anécdotas aparte, en Nausicaa se encuentran muchos de los valores y mensajes que inundan las obras de Miyazaki como:

–       La defensa de la vida rural. El campo es un paraíso donde todo el mundo se conoce y se ayuda. El bien común no se limita a las cosechas, sino que se extiende a toda la vida social.

–        El progreso como arma de destrucción. En el mundo de Nausicaa la Tierra se ha defendido de la modernidad, amenazando toda forma de vida humana. Y los reductos que aún permanecen, como el Valle del Viento, viven bajo la constante amenaza de una tierra herida.

–      La naturaleza como creadora de sí misma. A riesgo de caer en un spoiler, no puedo resistirme a comentar el papel impresionante que juega la selva en la película. Selva que protege, regenera y produce el medioambiente. Los animales también desempeñan un papel similar.

–        Otros valores como la amistad, la familia, el respeto a los mayores, la lealtad (hacia uno mismo y hacia los demás) y la sabiduría de las leyendas.

–        La ceguera del ser humano. La película está poblada de gente que tiene miedo. Un miedo que degenera en violencia, en odio, en dominación y que niega la dignidad del ser humano y de la vida.

La trama es sencilla, Nausicaa es la única que puede salvar al mundo. El cómo lo hace representa una de las historias más fascinantes, enternecedoras, emotivas y profundas de Miyazaki. ¿A qué estáis esperando para verla?

COMMENTS