Silvia Carregal: Entrevista

Ayer, viendo un video de mi amiga e “ídola” Silvia Carregal en la TVG nos animamos, mi compañero de fatigas Alex Fernandez y yo, a crearle una fanpage en Facebook, para que los medios se fijen en ella y opten por contar con una profesional de calidad.

Para los que no la conocen y quieran saber los motivos, nos hemos animado a hacerle una entrevista.

–  ¿Cuándo decidiste ser periodista?

Ni se me había pasado por la cabeza hasta que una prima mía me llevó engañada a un casting de Canal 60-Coruña TV, la primera tele local que se montó en mi ciudad. Fue en 1994. Mi prima Sonia me pidió que la acompañarse a ella y al final no hizo la prueba. Solo quería que la hiciese yo 😉

Me planté delante de la cámara, empecé a hablar de lo que me gustaba el deporte y de que, como mujer, era imposible ganarse la vida practicando una actividad deportiva, pero quizás sí informando sobre ese tema. Resultó que daba bien en cámara, confirmaron que sí sabía sobre deportes, observaron que sabía comunicar con la palabra y los gestos, así que me dieron una oportunidad. Creo que no la desaproveché, ya que terminé siendo jefa de deportes del canal y presentando informativos. Era consciente de que una cosa es ser comunicadora y otra periodista. Por eso, aunque tenía otra carrera universitaria, decidí que debía cursar además periodismo si quería ejercer ese oficio y así lo hice.

– ¿Cuál es tu medio favorito? ¿Por qué?

Me encuentro muy cómoda en el audiovisual. Fue donde empecé. Tengo experiencia y formación que me permite aportar delante y detrás de las cámaras. Pero quizás os voy a decepcionar si os digo que en lo que me he especializado es en periodismo digital. Creo que la red aglutina todo. Te permite utilizar el modo de narrar de los demás soportes. En Internet tienes televisión, radio, imagen, infografía, y por supuesto prensa con la ventaja de los hipervínculos que te permiten dar opción al lector a contextualizar tanto como quiera. En la Red, si crees que tu historia se cuenta mejor con un vídeo, haces un vídeo; si crees que una galería fotográfica lo plasma de un modo más directo, lo haces; si la voz del entrevistado aporta cosas que te costaría transmitir escribiendo, incorporas audio… El periodismo online reúne todos los demás, también la tele.

– ¿Cuál ha sido el momento más duro en tu carrera televisiva?

Han sido años de mucho trabajo y esfuerzo, pero no creo que ningún momento concreto pueda calificarse como duro en tele. Como periodista en prensa sí tengo algunos que todavía pesan en la mochila.

– ¿Y el más bonito?

Está por llegar. Estoy segura. Pero si me tengo que quedar con alguno de los vividos hasta ahora, nombro dos. El primero, cubrir la final de Copa del Dépor contra el Valencia en el Bernabeu (temporada 1994-95). Fue una locura, con diluvio incluido, pero una locura maravillosa. El segundo sería la primera vez que presenté un informativo. Fue un subidón muy grande. Yo solo ayudaba en producción y redacción de deportes. El presentador del informativo deportivo tuvo un percance y no pudo llegar. Uno de los jefes me dijo “¿Te atreves?”, dije “Vale” y me lancé a la aventura. Sin teleprompter. Leyendo directamente de unas hojas que había escrito a boli. Cuando salí mis compañeros estaban con una sonrisa enorme y felicitándome. El jefe me dio un abrazo tremendo y me dijo: “¿Qué informativo quieres? El que quieras es tuyo y no hablo solo de deportes”. Creo que ahí me di cuenta de que realmente me gustaba contar cosas a la gente y que se me daba bien.

-¿Hacia donde debería evolucionar el sector televisivo?

La tele siempre ha sido entretenimiento, pero soy de la opinión de que divertirse no tiene porqué ser incompatible con pensar y ser críticos. Por eso me gustan programas como Salvados, El Intermedio y me chiflan los concursos como Pasapalabra o Saber y ganar.

Si hablamos de la tele como negocio, está la cosa más complicada. La segmentación que permiten los canales digitales ha dado como resultado buenos productos en otros mercados como el estadounidense. Pero cualquier explotación comercial obliga a contar con una audiencia que sea lo suficientemente grande como para que a los anunciantes les compense insertar publicidad en ellos. En USA un nicho de mercado supone millones de telespectadores, en España, no se alcanzan esas cifras simplemente por población. Creo que la producción televisiva, al menos de ficción, debería plantearse en ámbito europeo. Hoy en día la tecnología permite discriminar el idioma (tanto para doblaje como para subtítulos), por lo que se podría emitir en un ámbito continental. Además apostaría por la televisión a la carta, es decir, el video bajo demanda (VOD). El telespectador quiere decidir qué programa ve y cuándo lo ve.

– ¿Cuáles son las cinco características que definen a una buena presentadora de TV?

La capacidad de comunicar con la voz y con el gesto, por lo que respecta al medio. Por el resto cualquier periodista debería tener presente que debe saber escuchar. También has de tener la capacidad de transmitirle a la gente que puede confiar en ti y, desde luego, no defraudar su confianza. Has de ser riguroso y consciente de la responsabilidad social que asumes cuando ejerces esta profesión.

Gracias Silvia!

Podéis seguirla en Twitter o visitar su perfil de Linkedin.

COMMENTS