Un hotel fantasma y por etapas

Un hotel fantasma y por etapas

Septiembre 2015 Recorriendo la noche belga El recorrido del bus 21, el que va del aeropuerto a la ciudad de Bruselas, es largo y tortuoso. Sobre todo cuando no estás muy segura de dónde queda el hotel al que vas. O cuando no tienes ni remota idea si será un hotel fantasma. En uno de los vericuetos me fijé en un cartel : “Hotel Satélite EU”. No era el mío, pero me quedé con el…

Leer Más

Niño prodigio: mi vecino Julio

Niño prodigio: mi vecino Julio

Conozco a Jules desde que llegó a este mundo. Su madre nos lo presentó a todos los vecinos al poco de nacer. Cuando era aún una bola rosa envuelta en un paño blanco y el franchute y yo apenas empezábamos a salir. Es un niño travieso que crece y aprende muy rápido, un niño prodigio. Debe ser porque es el segundo y va poniéndose las zapatillas de su hermano antes de que éste las gaste. Niño…

Leer Más

Pizza italiana con salsa topicazo

Pizza italiana con salsa topicazo

Noviembre de 2014 – Pizza en Bruselas Llegué al restaurante intentando que no se me notase mucho el emplasto de legañas y rimmel que me cubría los ojos. Suelo coger el tren de las 6.30 a París para llegar a Bruselas a la hora de comer, pero el palizón me deja medio zombi y k.o tres cuartos. En esos momentos sólo quiero una pizza. Grande. Enorme. Descomunal. Me metí en aquel restaurante porque tenía un…

Leer Más

Best Blog 2016 : Recibiendo un premio blogger

Best Blog 2016 : Recibiendo un premio blogger

Nada inspira más para retomar el blog que un premio. Así que tengo que darle las gracias (con un poco bastante de retraso perdón o sea) a Selene y a su Biblioteca por haber pensado en mí para el Best Blog. Ya había recibido el Liebster Blog en 2012 y en 2013, pero esta es la primera vez que me dan el Best. Reglas del Best Blog Las reglas son las siguientes: Cuenta once cosas…

Leer Más

Copas y bastos : Baloncesto y el tercer tiempo

Copas y bastos : Baloncesto y el tercer tiempo

El basket en Coruña Copas sí, copas no, nadie puede negar que, aunque un poco basto, el equipo de Os Mallos era un gran club. En los mejores años teníamos 2 equipos femeninos (cadete y juvenil) y cinco masculinos (2 cadetes, 2 juveniles y un senior) sin olvidar la escuela. Me acuerdo de aquellos árbitros que siempre pitaban a favor de los colegios privados. De mi amigo Diego, con su peca en la pierna y…

Leer Más
1 2 3 5