Extraños en la primera noche

Extraños en la primera noche

Septiembre, 1999 Mi compañera de Erasmus y yo llegamos a Rennes (Bretaña Francesa) hechas polvo, después de no sé cuántas horas de viaje, sobreviviendo a base de bocadillos. Machacadas tras doce horas de tren Coruña- Madrid, y dos vuelos Madrid-París y París-Rennes, casi no entendimos al chico que había venido a buscarnos (Sylvain) cuando pronunció nuestros nombres. Jugando al Tetris con nuestros maletones, nos incrustamos en su Clío rojo y allá llegamos a la Residencia Universitaria,…

Leer Más