Momentos Marae

Momentos Marae

Lista de ideas de la lista de Marae Esos momentos en que hablo sola y/o se me va la pinza Sacarle una cámara con flash a la vecina cotilla que te espía por la noche… no tiene precio Los buenos momentos del pasado hoy son servilletas de usar y tirar La convertibilidad del yuan es posible siempre que le apliquemos la teoría de la relatividad al dólar de Zimbabwe La policía es del Real Madrid…

Leer Más

La mala pata de Accidente

La mala pata de Accidente

Hay días de mala pata Estaba yo preparando un trabajo para uno de los MOOC que sigo en Coursera, con la música a tope y pensando en inglés, y de repente escuché a mi novio desde abajo, avisándome con voz grave: – La gata cojea. Baja. Mandé al cuerno el MOOC y me abalancé a las escaleras. Desde el rellano pude comprobar que Accidente caminaba encogida, temblando, y a tres patas, levantando la anterior derecha…

Leer Más

Marae y el cuervo

Marae y el cuervo

Hace poco estuve viendo un documental en ARTE que demuestra que los cuervos son tan inteligentes como los simios. No sólo aprenden, recuerdan y transmiten información esencial para la supervivencia, sino que son capaces de construir útiles complejos para pescar o construir un nido. La verdad es que no me sorprendió en absoluto. Se les olvidó añadir que tienen personalidad propia y que les encanta chotearse del personal cuando pueden. El otro día, volviendo a…

Leer Más

Fraggel, adultos y astronautas

Fraggel, adultos y astronautas

Mi novio es un serial killer. Quiero decir, que le encantan las series y me mata con ellas. Ya he perdido la cuenta de cuántas hemos visto y lo peor es que volvería a verlas todas. Para que os deis cuenta del ritmillo decir que hace diez días que hemos empezado Farscape y ya hemos terminado la primera temporada (20 episodios.) La serie cuenta la historia de un científico astronauta que en un vuelo de…

Leer Más

Caminando sola

Caminando sola

Ideas de Marae Un sábado por la noche, tras una cena asquerosa donde nadie acabó su plato, de malo que era el restaurante, necesitaba caminar y volví sola a casa. A pata. Cuarenta minutos de nada, pensé. La próxima vez que se me ocurra pensar, por favor recuérdenme que soy mujer, joven y que he sido rubia durante algún tiempo. Demasiado…. La verdad es que pasé miedo. No ese miedo sibilino que te incita a…

Leer Más
1 2 3 4