Ciento cuarenta y nueve

Ciento cuarenta y nueve

Parece que la prensa está decayendo. Las noticias son insulsas, se privilegia el corazón (y otras vísceras), pululan las faltas de ortografía, se titula sin encomendarse a la gramática y se venden motos grandes como catedrales. Y sin acabar, como la Sagrada Familia. Aunque hay que remozar el concepto de periodismo, esta decadencia palpable obedece a un plan funesto. Habiendo leído 1984 o incluso Farenheit 451 resulta evidente esta “uniformación por lo bajo” donde es…

Leer Más