La rubia de Nantes es peligrosa

La rubia de Nantes es peligrosa

Introducción Rubia y galán. Petardos. En cuanto los vi llegar por el pasillo del avión, me di cuenta de que aquellos dos eran un problema con cuatro patas. Brillaban de lejos, gracias a sus adornos y tachuelas. Los cascos de él le hubiesen servido a Dumbo. Chonis frustrados, ese tipo de gente que compensa su complejo de inferioridad (y su metro cincuenta) con tacones (ambos, tanto ella como él) y pelo excesivamente largo, mal teñido…

Leer Más

Una de petardos

Una de petardos

Petardo mendigo Me jactaba yo, muy segura de mí misma, que viajando sólo me cruzaba petardas y no petardos. Pues tendría que haberme quedado callada, porque a los dos días de publicar el dicho post, me he cruzado con unos cuantos petardos. Una horda de ellos y todos en el mismo viaje, por si no me daba por enterada si llegaban de uno en uno. Antes de tomar el primer tren, me fui a comprar…

Leer Más