Titurrosus II

 

La semana pasada os enseñaba un par de titulares de La Voz que me habían dejado la gramática temblando. Hoy no sólo os enseñaré un par más, sino que os descubriré el entramado de titulares, a través de un twit demoledor. Empezamos.

Pequeño tratado de cómo no titular las noticias: Segunda Parte

Muere un minusválido tras colisionar su vehículo adaptado contra un camión
No me voy a pronunciar sobre la palabra minusválido, pero cualquier especialista en igualdad os dirá que es desafortunada. El “tras colisionar” tiene tela, porque al hacerlo impersonal se diría que hubo intención y no accidente.

Y en lo de vehículo adaptado ya me desmonto yo misma con el mecanismo, porque El País dice que era una silla de ruedas.

EDITO  01/12/12. En mi barrio los automóviles ya no colisionan, sino que directamente “cochan“:  Da positivo tras cochar con un camión en la ronda de Outeiro con Alcalde Lens

Una joven que huía de la policía, conducía drogada y en sentido contrario, arrolla y mata a un motorista

¿Y pasó algo más? El titular debe incitar a leer la noticia, no resumirla por completo. ¡Qué daño ha hecho Twitter! Igualmente, el susodicho titular-resumen se salta la presunción de inocencia de la pobre mujer, varias veces.

**********************

Estaba cavilando yo en este desastre nuclear en los titulares de La Voz, preguntándome además porqué las noticias se limitaban a recoger lo que hubiese publicado El Caso de seguir existiendo, cuando, de repente, me encuentro con un twitt de @suanzes que me lo explicó todo:

  • Nadie se lo ha pasado tan bien este verano en España como los becarios de la web La Voz. Vaya festival de titulares/historias míticas 

¿Algún periodista en la sala? ¿De los de verdad?