Uhtred de Bebbanburg

Sajones, vikingos y normandos

Otro libro con el que me encontré de casualidad y que me enamoró fue La tierra en llamas (The Burning Land, 2009) de Bernard Cornwell. Mientras mataba el tiempo en Gare du Midi (Bruselas), una portada roja como la sangre, ornada con un casco ¿vikingo? me guiñó el ojo. Y yo, que me decía a mí misma que hacía mucho tiempo que no leía en inglés, pues me compré el libro.

Pese al flechazo, no fue amor a primera vista. No estoy (estaba) acostumbrada a las historias de vikingos, famosos o desconocidos. Me leí un tercio y ahí quedó el ejemplar, cogiendo polvo durante meses, abandonado por otras lecturas que me apetecían más, o por horas de sueño, o por perezas varias. Hasta que un día me lo encontré mustio en la estantería y me lo leí, empezando de nuevo, de una tacada. Ahí me enamoré como una adolescente del protagonista, Uhtred de Bebbanburg, un sajón criado por los vikingos (daneses cuando se establecen en tierra). Un personaje basado en leyendas y retazos de historia, que sorprende por su veracidad, por su tenacidad y por su consistencia.

Uhtred: un personaje de Bernard Cornwell

Uhtred es siempre el mismo, son sus aventuras las que cambian. Pero él se mantiene firme en sus valores, que no son precisamente cristianos. Su pasión por la espada nos descubre una nueva perspectiva de la violencia como un arte, un oficio, un desvelo y una adicción. Uhtred no se complica la vida, sabe quién es y dónde reside su honor. Incluso en amor es fiel a su manera, sabiendo que continuar con una mujer a lo que ya no quiere, es engañarla.

Total, que en cuanto acabé La Tierra en Llamas me puse a navegar por Amazon y, de diversos vendedores, tapas y ediciones, me hice con los cuatro primeros ejemplares de la saga. La lista de libros:

  1.                Northumbria, el último reino (The Last Kingdom, 2004).
  2.                Svein, el del caballo blanco (The Pale Horseman, 2005).
  3.                Los señores del norte (The Lords of the North, 2006).
  4.                La canción de la espada (Sword Song, 2007).
  5.                La tierra en llamas (The Burning Land, 2009).

La saga con la saga

Los coloqué en orden encima de la estantería, para empezar desde el principio y leerlos en orden cronológico; orden que resulta muy útil cuando se disfruta una obra de trasfondo histórico. Con lo que no contaba es con mi novio, que en un momento de inspiración dio con los libros en el suelo. Y, sin decirme nada, los ordenó de nuevo… por tamaños.

Aunque no importa mucho, porque son aventuras independientes, me hice un poco el Medievo en Britannia un lío, porque para cuando me di cuenta y les puse etiquetas, ya había leído el tercero entero. Y vuelta a empezar.

Y en cuanto los terminé, me lancé sobre The Book depository a buscar el sexto, que salía en mayo 2012. Estábamos en marzo y esperé pacientemente dos meses hasta que me llegó mi ejemplar. En abril lo vi en el aeropuerto de Belfast en tapa dura (yo lo había pedido en rústica) y me tuve que tirar de las orejas a mí misma para no comprarlo. Fue un momento duro, lo confieso. Pero Death of Kings (Muerte de Reyes) merecía el sacrificio.

Nota al pie: Bernard Cornwell es uno de los autores favoritos de George R. R. Martin. Y cuando has leído los libros de uno y de otro, comprendes por qué. 

COMMENTS