Vete de blogger (II)

Primera Carta de la abuelita bloguera a sus discípulos, capítulo segundo, versículos del 4 al 6 y una coda:

4. Habla con tu propia voz

Evita repetir las noticias como un disco rayado. Aporta algo diferente o destaca una parte de la noticia menos conocida, un detalle en el que nadie se haya fijado. Si es un blog de consejos, pues habla con el corazón. Con el tuyo, no con el de Paulo Coelho (léase Karlos Arguiñano en el ejemplo de la cocina.)

Evita el tono polémico de cronista del Sálvame o de pelea de gallos. No conduce a nada, no aporta valor y te vas a llevar un disgusto cuando veas tu blog llenito de trolls que ni leen lo que escribes y vienen a hablar de su libro. Utiliza un tono neutro y cuando quieras ser irónico, utiliza preguntas. El buen método gallego siempre es el mejor. Fin de la cita.

5. Dale vida interactiva al blog

La era Youtube ha comenzado y un omen terrible se abate sobre nosotros: el “Solo Texto” está prohibido y el título principal del post no solo tiene que ser atractivo, sino social: 120 caracteres (140 con el vínculo.)

Hoy por hoy, si no hay fotos, un vídeo o dos, enlaces a otras fuentes, … click y paso a la página siguiente. También hay que utilizar negritas, cursivas, colores, títulos y subtítulos. Eso sí, yo me cortaría antes de meter musiquitas estruendosas, animaciones flash de ratoncitos sandungueros o MAYÚSCULAS EN ROJO.

Ojo con las imágenes. Las imágenes (y los textos) de internet no están libres de pecado y el que las robe se merece una piedra. Una cosa es encontrarlas en el Google Imágenes y otra poder publicarla sin citar la fuente. Y no, no es Google Imágenes, hay que pulsar para ir al enlace original. Evita ser un Ratero del Net.

Y esto me conduce a:

6. Protege tu contenido y el de los demás

Si puedes, busca una plataforma (la página donde escribes) que tenga una política de protección de contenidos. Yo además me he registrado en Safe creative, y voy subiendo los contenidos de mis blogs. Siempre cito las fuentes, tanto de los artículos como de las imágenes, incluso las mías.

dangermarae

El plagio no sólo es un delito, sino que resta credibilidad a tu blog. No hagas copia-pega, porque se nota y suena falso. Sin obviar que con Google es muy fácil que el escritor original se dé cuenta. Si quieres saber más sobre el plagio y evitar que plagien tu blog, la Biblioteca Universitaria de Alicante ha hecho un compendio estupendo.

Estos seis mandamientos se resumen en uno. Vete de Blogger, de You tube y de todas las plataformas Google. No sólo por Prism, sino porque nadie en su sano juicio trabajaría gratis para Google. Cuando te inscribes en gmail, Blogger, You tube, etc.. le das licencia a Google para “Al subir contenido o al enviarlo por otros medios a nuestros Servicios, concedes a Google (y a sus colaboradores) una licencia mundial para usar, alojar, almacenar, reproducir, modificar, crear obras derivadas (por ejemplo, las que resulten de la traducción, la adaptación u otros cambios que realicemos para que tu contenido se adapte mejor a nuestros Servicios), comunicar, publicar, ejecutar o mostrar públicamente y distribuir dicho contenido. Google usará los derechos que le confiere esta licencia únicamente con el fin de proporcionar, promocionar y mejorar los Servicios y de desarrollar servicios nuevos. Esta licencia seguirá vigente incluso cuando dejes de usar nuestros Servicios”. Literalmente, para hacer con lo que has escrito lo que le venga en gana. Yo llevo dos años en WordPress, porque “Nuestro servicio está diseñado para darte el mayor control y propiedad posibles sobre lo que sucede en tu sitio y te animamos a expresarte libremente”.

¿Alguna idea más? ¿Una duda que queráis comentar?

COMMENTS