Encerrada en una habitación de hotel

Encerrada en una habitación de hotel

Hotel Beauley’s Marzo 2011 Mi primer viaje a Dublín fue a finales de Marzo. Cuando llegué al hotel, reservado por el socio irlandés de nuestro proyecto, me atendió una rubia enorme. Me apuesto la cabeza a que era polaca, no sólo por el físico, si no por esa actitud “exacta” que nuestros vecinos del Este tienen respecto del trabajo. Cuando le dije mi nombre, no me entendió. Cuando se lo repetí, tampoco. Cuando quise deletreárselo,…

Leer Más